Titan M, el chip de seguridad de los Google Pixel

Con el Titan M, Google se ha tomado más en serio la seguridad. Tras la filtración de datos de sus usuarios de Google+, no es para menos. Y es que los móviles almacenan ciento de información de nosotros: fotos, emails, contactos y más.

Es así como llega en el nuevo Pixel 3, un nuevo chip de seguridad. Esto no es nuevo, pues ya lo habíamos visto en el Pixel 2. Sin embargo, lo interesante es que Google apostó por la seguridad de Titam M.

Titan M, protección para todos

Google ha dado un nuevo paso en la seguridad de nuestros smartphone’s.  El Titan M nos brinda protección y seguridad en diferentes niveles. Encontramos más que el uso de un pin de seguridad, patrón de bloqueo, reconocimiento facial o lector de huellas, Su seguridad llega a un nuevo nivel:
  • Arranque seguro.
  • Almacenamiento encriptado.
  • Bloqueo de pantalla.
  • Integridad del sistema operativo.

Pero es que Titam M, no es sólo un sistema de seguridad habitual. Se trata de un sistema de tecnología que viene directamente de los Centros de Datos de Google. Sí, aquel sistema que almacena y resguarda los datos de Google, protege nuestro smartphone.

Pasos de registro

Titan ya ha sido utilizado por Google en un par de ocasiones. Incluso, hace algún tiempom presentó llaves de seguridad en esta tecnología. Y es que Titan M, protege nuestros datos personales, haciéndolos inaccesibles a ataques externos. Esto es gracias a la encriptación única del chip durante su fabricación, en todos y cada uno de ellos.

  • Nos identificamos usando el lector de huellas, pin o el reconocimiento facial.
  • Se genera una clave pública, esta se asocia a la clave privada del chip.
  • Nuestra clave pública, se asocia al servicio y usuario.

El segundo proceso es el de inicio de sesión:

  • Nos identificamos con el lector de huellas, reconocimiento facial o pin.
  • Se compara la clave pública generada en dicho dispositivo con la registrada en el servicio.
  • Se inicia la sesión, cuando está verificada.

Puede que parezca complicado, pero la verdad es que no. Nuestro único trabajo es identificarnos, ya que el resto del proceso ocurre en el interior. Por último punto a favor, es que la clave privada que se genera, nunca sale de nuestro dispositivo. Todo se produce dentro de nuestro smartphone.

Deja un comentario